Un truco infalible para elegir las lecturas de clase

Un truco infalible para elegir las lecturas de clase.
Algunos de los libros de Literatura Infantil y Juvenil que se acaban de publicar en España
Estamos arrancando un nuevo curso escolar y llega el momento de elegir las lecturas de clase que vais a realizar con vuestro alumnado, ¿cómo las elegís vosotros? ¿Usáis las que os gustaron a vosotros hace mucho tiempo? ¿Seguís las indicaciones de las editoriales? ¿Escucháis los consejos de algún prescriptor profesional? ¿Conocéis a algún autor o a alguna autora y proponéis la lectura de sus libros?

Cada profe es un mundo y cada persona, centro educativo, comunidad autónoma o departamento de lengua un universo diferente. ¿Tenéis libertad para elegir las lecturas de vuestra clase o viene impuesto desde jefatura de estudios? ¿Leéis durante todo el verano los libros que vais a recomendar leer? ¿Elegís los títulos por comodidad o estáis realmente al día? Ya sabéis que lo ideal es que los libros que recomendéis leer sean actuales, los conozcáis bien y, sobre todo, los disfrutéis con pasión, porque si vosotros habláis con muchas ganas de un libro es más sencillo que esas mismas ganas entren en vuestros alumnos y alumnas, ¿verdad? 

Y, como podéis entender, cada uno de vosotros sois dueños de hacer lo que queráis para elegir las lecturas de clase que vais a realizar con vuestro alumnado. Además, vosotros (y vosotras) sabéis de sobra las verdaderas razones para seleccionar este libro o aquel otro, pero… os queremos dar una pequeña idea o una sugerencia para que la lectura durante este curso sea un pequeño placer (y no una condena). 

En Menudo Castillo, como buen programa de radio dedicado a la literatura infantil y juvenil, estamos muy al tanto de las lecturas más actuales e intentamos provocar el gusto por la lectura, no nos gusta que los niños y las niñas sufran leyendo (porque eso borra lectores de la lista), qué va, queremos que todos disfruten del divertido vicio de leer, así que, os ofrecemos esta propuesta, ojalá os venga bien.

¿Y si negociamos las lecturas?

Sí, y con esto no queremos decir que negociéis si leen o no leen. Porque leer debería ser innegociable en el cole (y en el instituto). Pero podemos convertir eso de leer en una aventura más divertido, por eso sí que os recomendamos una negociación a la hora de elegir las lecturas que vais a realizar con vuestro alumnado, porque muchas veces las lecturas que a nosotros nos han entusiasmado no les gustan a nuestro alumnado y si un libro no gusta… la lectura gustará menos.

Así que, esta es la idea: en una sesión de clase charláis con vuestro alumnado de libros, lecturas, personajes favoritos… dejáis que os recomienden títulos, dejáis caer los que os gustan a vosotros y agregáis los porqués… la idea es utilizar una sesión completa de clase a hablar de los libros que os gustan a unos y a otras, de por qué os gustan, de qué ofrece su lectura, de por qué creéis que lo de leer está bien o menos bien. 

De esa clase saldría un listado de libros, entre los recomendados por los niños y niñas como los recomendados por vosotros, los profes. Un listado lo más extenso posible. Y entre ese listado habrá uno de esos libros que vosotros consideráis imprescindible o de lectura obligatoria. Ese libro estará en la lista y tendrá que leerse sí o sí, un libro obligatorio durante el curso, en el trimestre que decidáis con vuestro alumnado.

Como una buena propuesta lectora para un centro (a nivel de lecturas obligat… recomendadas) es a razón de un libro por trimestre, os recomendados que los otros dos libros sean elegidos por vuestro alumnado de entre la lista que hayáis seleccionado entre vosotros y ellos

Es un juego literario con el que, además de conseguir que lean con más ganas y atención (incluso el título “obligatorio”), conseguiréis una sesión adicional de debate literario, que se puede extender a otras propuestas lectoras interesantes para un aula.

Queremos fomentar la lectura


Y todos vosotros también, queréis que vuestro alumnado lea, lea con ganas y disfrute haciéndolo. Y obligando solemos acabar produciendo el efecto contrario… por eso os proponemos esta negociación en clase, para que la lectura sea un juego en el que, además, vosotros aprendáis tanto como ellos, para que las lecturas sean elegidas por consenso, para que leer se convierta también en debatir, elegir, opinar y comentar.

¿Qué fórmulas usáis vosotros para fomentar la lectura en clase? ¿Nos lo contáis? ¿Tenéis trucos infalibles? Si los dejáis en un comentario podéis echar una mano a un montón de profes, niñas y niños.
Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para cualquier consulta puedes llamar al teléfono

Ir al contenido