La radio y la literatura infantil, dos grandes amigas III

Radio y literatura infantil, dos grandes amigas.

La radio y la literatura infantil se llevan de maravilla. Ya te lo dijimos en este otro artículo. Por separado son dos herramientas o elementos comunicativos importantísimos para conocer el mundo. No sé si lo sabéis, pero la radio tiene tres misiones principales: entretener, informar y educar. Además, yo las pondría en ese orden: entretener, informar y educar. Y, ¿sabéis qué? Los libros podrían compartirlas (también en ese mismo orden). Después podríamos hablar de otras funciones tanto de los libros como de la radio, pero nos vamos a quedar con esas tres. Y, sobre todo con la primera: entretener, divertir.


Así que, vamos a dejar aquí una frase: la función principal de la radio y de la literatura infantil es divertir (¡toma silogismo!).


Venga, pero ahora vamos a pillar la tercera misión: educar. Si la radio y la literatura infantil sirven para educar, ¿cómo no íbamos a proponer que fuesen de la mano hasta los centros educativos? Sí, en los colegios y en los institutos hay que leer, hay que hablar, hay que escribir, hay que escuchar a los demás, hay que ponerse en la piel de los demás, hay que trabajar en equipo… ¿y no es todo esto lo que nos proponen tanto la radio como la literatura infantil? Pues eso.


Hay muchos profes preocupados por la falta de motivación en las aulas. Y si hablamos de lectura, aunque los niños y las niñas leen muchísimo, cada día conocemos a más y más profes que nos dicen que sus alumnados no quieren leer lo que les ofrecen, que están un poco lejos de los libros, que les cuesta leer las lecturas recomendadas (de esto podemos hablar otro día).


No vamos a hablar de literatura recomendada o de qué literatura recomendamos, pero, en Menudo Castillo somos apasionados de la radio y de la literatura infantil y creemos que si las combinamos en la radio escolar podremos conseguir, entre otras muchas cosas, que la lectura se disfrute en grande.

Hacer radio es una divertidísima locura. Cuando haces radio te conviertes en parte de un proyecto colectivo que te motiva y te empuja. Es un equipo trabajando en conjunto para lograr un objetivo común.


Uniendo radio y literatura infantil en el colegio estarás trabajando todas las competencias lingüísticas de tu alumnado sin darte cuenta (y sin que ellos lo hagan). Si algo nos ha enseñado la literatura infantil es que aquello que nadie nos dice pero que comprendemos por nosotros mismos sin enterarnos de ello y de manera emocional es algo que no olvidaremos con facilidad. Con la radio podemos trabajar muchos aspectos escolares sin que lo parezca, desde trabajar contenidos y parte del temario hasta fomentar directamente la conversación, la curiosidad y el debate, por ejemplo.


Cuando hago radio escolar hay muchos niños que piensan que están perdiendo una hora de clase o que se trata de un juego. ¡Genial! Porque esa es la idea, que crean que están jugando, que están disfrutando del tiempo, que es algo tan divertido que es imposible que se trate de un trabajo. Una simple charla puede ser un duro trabajo radiofónico, ¿no te lo crees? Pruébalo, ponles a conversar sobre un tema determinado. ¿Se han respetado el turno de palabra?, ¿se han escuchado?, ¿han argumentado sus opiniones?, ¿han hablado con corrección? ¡Premio! Ya estás haciendo radio de la buena.


Y si la trabajamos con inteligencia, la radio es un elemento único para el fomento de la lectura. Gracias a la radio podemos fomentar en nuestro alumnado un acercamiento muy útil a la literatura infantil. Imaginad que en vuestro programa de radio añadís recomendaciones literarias, debates, opiniones, reseñas o entrevistas a personajes y a autores. A lo tonto a lo tonto estaremos convirtiendo la literatura en un elemento común de sus conversaciones.


Queremos que nuestros niños y niñas lean, que lo hagan mucho y que disfruten haciéndolo. Desde el programa de radio infantil Menudo Castillo partimos de una base: en España los niños sí que leen, ¡y mucho! Pero nos planteamos qué pasa cuando esos mismos niños van creciendo y en muchas ocasiones abandonan la lectura por disfrute. ¿Qué ocurre? ¿Por qué dejan de leer? ¿Tenemos algo que ver los adultos con que eso pase?

En Menudo Castillo queremos que la literatura infantil se convierta en un elemento de ocio de las niñas y de los niños que nos disfrutan. Nos encantan las películas, los videojuegos, los juegos de mesa, las carreras, el fútbol, pasear, jugar con los amigos a lo que sea, charlar… nos gustan muchísimas cosas, pero también nos gusta leer. Y queremos que aquellos que nos conocen decidan que los libros son otros de sus elementos de disfrute.

 

Nos gusta que sean los niños quienes se recomienden libros entre sí. Intentamos no recomendar leer “porque es bueno”, no, preferimos demostrar que leer es divertido. Pero porque para que nuestro programa de radio y literatura infantil tenga sentido hay una premisa principal, creemos firmemente que leer es divertido. Y procuramos hacérselo entender a nuestros peques desde el ejemplo, que es siempre la mejor manera de hacerlo.

 

Así que, los locutores y redactores infantiles de Menudo Castillo leen libros que se acaban de publicar, hacemos que tengan curiosidad por libros clásicos de la literatura universal (por supuesto, en ese grupo hay libros de literatura infantil), conseguimos que conozcan a los autores que más les gustan, les dejamos quitarnos los libros de las manos o dejar los que no les están gustando… también les invitamos a curiosear sobre los creadores que hacen sus libros, les implicamos en la actualidad literaria y cultural de la literatura infantil y de sus alrededores. Y, en definitiva, hablamos de literatura como un elemento más de ocio. Esa es nuestra idea de fomento de la lectura.

 

Así intentamos conseguir que la literatura sea un elemento de disfrute y de diversión (¿recordáis que decíamos al principio que queríamos divertir?).

 

Tenemos mucha suerte, además de con la literatura infantil y todos los que hacen de ella un universo fantástico, tenemos la radio y la radio escolar como ayudantes de excepción.

Y es que la radio escolar es una herramienta única. Permite que el alumnado de colegios e institutos esté al tanto de la actualidad de sus centros educativos o de sus entornos, que generen secciones y temas de su interés, que se organicen en grupo, que conozcan la tecnología, que dispongan de un pensamiento crítico enorme y que cada día hagan crecer su músculo de la curiosidad. No es esta la entrada para hablar de radio escolar, pero pronto publicaremos una con todo lo que nos ofrece


Además, la radio escolar nos ayuda en la difusión de nuestros proyectos e ideas, pone en valor lo que hacemos, nos ayuda a socializar y, por si todo esto fuese poco, sirve para que nuestros alumnos y alumnas lean mucho más y para que compartan sus lecturas.


Un ejemplo de radio escolar y de literatura infantil es el CEIPS Isabel La Católica de Navas del Rey. Durante el curso 2018/2019 en este colegio se planteó un nuevo plan lector. Se quería provocar un cambio y acercar al alumnado a la literatura infantil actual. Además, se llevó el plan un poco más allá y muchas de las lecturas eran de autores residentes en la Comunidad de Madrid. ¿Cuál fue el resultado? Una visita de 7 de esos autores al centro en el I Encuentro con Autores del colegio. Fue inolvidable. Actualmente este proyecto sigue adelante.


Curiosidad, trabajo, diversión y aprendizaje. Quizás podríamos decir que estas características son imprescindibles y compatobles tanto para la literatura infantil como para la radio. Si las combinamos en nuestros centros educativos tendremos una herramienta realmente imparable.


Haz radio en tu cole, buena radio. Tus alumnos lo agradecerán. Y tú, también.

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para cualquier consulta puedes llamar al teléfono

Ir al contenido