Descubre los secretos de Miss Diciembre y el clan de Luna

Descubre los secretos de Miss Diciembre y el clan de luna.

No es fácil encontrar historias originales. Aunque si te mueves en el mundo de la Literatura Infantil y Juvenil siempre es mucho más sencillo. Hoy os vamos a hablar de una historia muy original, muy divertida y con una mirada muy particular. Si hacemos un resumen muy por encima, podemos decir que esta es la historia de una chica que encuentra un trabajo de niñera. Lo mismo os parece un argumento sencillo. Hacednos caso en el castillo, si leéis Miss Diciembre y el Clan de la Luna vais a alucinar.

 

Con esta historia la periodista Antonia Murgo ha debutado como novelista y ha recibido el Premio Strega Ragazze e Ragazzi 2022. Y no es para menos. Leyéndola encontraréis un grupo de personajes muy particular, una historia diferente y una de esas novelas que uno nunca olvida haber leído y disfrutado. 

 

Además, desde hace unos días sabemos que también ha sido merecedora del Premio al Libro de Año de Literatura Infantil que entrega el Gremio de Librerías de Madrid, así que, estamos seguros de que es una de esas novelas que va a llamar tu atención.

 

Vamos a tener la suerte de preguntar a Antonia por esta primera novela que, estamos seguros en Menudo Castillo, será el primer paso de una larga carrera como escritora.

Vengo del sur de Italia. Crecí en Puglia, en un pueblo con vistas al mar. El invierno nunca es demasiado frío, nunca nieva, los edificios no tienen tejados inclinados y es raro encontrar una chimenea en las casas. Cuando me mudé a Turín hace unos años, me sorprendió lo diferente que era la ciudad. Los tejados estaban inclinados y cubiertos de chimeneas, y el humo escapaba por las chimeneas. Un día, mientras caminaba con la nariz levantada, me pareció ver salir de una de esas chimeneas una cabeza despeinada. Me di cuenta de que era solo humo, pero al pensarlo, me di cuenta de que era algo más: era una idea. Y también fue la primera escena de la novela.

Io vengo dal sud dell’Italia. Sono cresciuta in Puglia, in una cittadina affacciata sul mare. L’inverno non fa mai troppo freddo, la neve non si posa, gli edifici non hanno il tetto spiovente e nelle case è raro trovare un camino. Quando mi sono trasferita a Torino, qualche anno fa, sono rimasta stupita da quanto era diversa la città. I tetti erano spioventi e tappezzati di comignoli, e dai comignoli fuoriusciva il fumo dei camini accesi. Un giorno, passeggiando col naso per aria, mi è sembrato di vedere una testa spettinata uscire da uno di quei comignoli. Mi sono accorta che era solo fumo, ma poi ripensandoci, ho capito che era qualcosa in più: era un’idea. Ed era anche la prima scena del romanzo.

Diciembre es una niña torpe, pero con un gran corazón. Me dicen que me parezco a ella,porque soy tímida y la timidez me vuelve un poco incómoda, y porque soy creativa y la creatividad me distrae. Pero si puedo contarte un secreto, me siento más como Corvin, un niño esquivo que busca lugares inusuales donde esconderse. Tiene suerte porque puede deslizarse por caminos iluminados y lámparas de aceite, yo me refugio en las historias de los cómics. Eso es curioso, porque en italiano Humo y Comics tienen la misma raíz.

Dicembre è una ragazza imbranata, ma con un cuore grande. Mi dicono che le somiglio, perché sono timida e la timidezza mi rende un po’ goffa, e perché sono creativa e la creatività mi rende distratta. Ma se posso  onfidarvi un segreto, io mi sento più Corvin, un ragazzino sfuggente che cerca luoghi insoliti dove nascondersi. Lui è  fortunato perché può infilarsi nei cammini accesi e dentro le lampade a olio, io mi rifugio nelle storie a fumetti. Il che è buffo perché in italiano Fumo e Fumetti hanno la stessa radice.

Para mí el Hombre del Saco siempre ha sido un aliado. Mis padres no me hablaron de él para asustarme. Para convencerme de hacer los deberes o ordenar mi cuarto me decían: “si no lo haces te llevo donde la abuela”.

 

El Hombre del Saco no era tan aterrador como mi severa abuela materna. Hay una canción de cuna en Italia que dice “Ninna nanna, ninna oh, ¿a quién le daré este bebé? Se lo daré al negro que lo conservará un año entero”.

 

Cuando era pequeña pensaba: ojalá que el negro me secuestre, durante un año iré a la escuela, viviré en su castillo, tendré una habitación propia, con un armario enorme, un Chef personal que me preparará muchos dulces.

Dejamos aquí un apunte que creemos que es interesante que sepas, para no liarte. En España tenemos al Hombre del Saco, pero en Italia está el Hombre Negro. Además, por eso en la lectura de esta novela y en toda la trama hay tanta relación con el hollín, la ceniza y, por supuesto, el fuego.

Per me l’Uomo Nero è sempre stato un alleato. I miei genitori non mi raccontavano dell’Uomo Nero per spaventarmi. Per convincermi a fare i compiti o a riordinare la mia camera, mi dicevano “se non lo fai, ti porto dalla nonna”. L’uomo Nero non era terrificante quanto la severa nonna materna. C’è una ninna nanna in Italia che fa “Ninna nanna, ninna oh, questo bimbo a chi lo do? Lo darò all’uomo nero che lo tiene un anno intero”. Da bambina pensavo: non vedo l’ora che l’uomo nero mi rapisca, per un anno andrò a scuola, vivrò nel suo  castello, avrò una camera tutta mia, con un guardaroba immenso, una cuoca personale che mi prepara tanti dolcetti.

Todavía no he pensado en una secuela pero si tuviera que escribir más aventuras de Diciembre me gustaría que conociera a los demás miembros del Clan Luna. Sería una familia numerosa, caótica y ruidosa, de esas que arman escándalo por nada, que adoran la comida quemada y que siempre dejan una luz encendida a los más pequeños. Una familia cálida, como la mía. Vamos por buen camino, al fin y al cabo Moonro suena un poco a Murgo y ya tenemos una abuela súper terrorífica.

Non ho ancora pensato a un sequel, ma se dovessi scrivere altre avventure di Dicembre, vorrei che incontrasse gli altri componenti del Clan di Luna. Sarebbe una famiglia grande, caotica e chiassosa, una di quelle che solleva un polverone per niente, che ama il cibo bruciacchiato e che lascia sempre una luce accesa per i più piccoli. Una famiglia calorosa, come la mia. Siamo sulla buona strada, in fondo Moonro suona un po’ come Murgo e abbiamo già una nonna super spaventosa.

No esperaba llegar entre los finalistas del premio Strega para niñas y niños. Ni siquiera esperaba ganar el premio al Mejor Debut. La mañana de la entrega de premios me dije: “pase lo que pase, compórtate como una adulta madura y no saltes”. Tengo algunas fotos de ese momento, están todas borrosas porque estoy saltando.

Non mi aspettavo di arrivare fra i finalisti del premio Strega ragazze e ragazzi. Non mi aspettavo neanche di vincere quello per il miglior esordio. La mattina della premiazione ho detto a me stessa: “qualunque cosa accada, comportati da adulta matura e non saltellare”. Ho delle foto di quel momento, sono tutte sfocate perché sto saltellando.

Después de la publicación del libro pude conocer a lectores jóvenes. Todos tenían algo que decir sobre la historia. Uno notó una historia de amor entre dos personajes y quiso que yo escribiera la escena de la boda, otro me aconsejó que incluyera la receta de las tartas del ama de llaves, incluso hubo quien me regañó porque no incluí ningún dinosaurio. Yo también lo hice cuando era pequeña. Cuando me encantaba una historia quería inventar un pedacito de ella (una escena, un diálogo, un personaje) para formar parte de esa historia. Espero que con los lectores españoles también pase, espero que sus ejemplares estén llenos de notas y dibujos, aunque sean dibujos de dinosaurios.

Dopo la pubblicazione del libro ho potuto incontrare i giovani lettori. Tutti avevano qualcosa da dire sulla storia, qualcuno ha notato una storia d’amore fra due personaggi e voleva che scrivessi la scena del matrimonio, qualcuno mi ha consigliato di inserire la ricetta delle crostatine della governante, qualcuno mi ha rimproverata perché non ho inserito dei dinosauri. Lo facevo anch’io da bambina. Quando amavo una storia, volevo inventarne un pezzetto (una scena, un dialogo, un personaggio) per farne parte. Spero che accada anche con i lettori spagnoli, spero che le loro copie siano piene di appunti e disegni, anche se sono disegni di dinosauri.

Me encantan las películas de Miyazaki, y hay una curiosidad de la que estoy muy orgullosa: compartimos cumpleaños. El castillo ambulante es una película que veo al menos una vez al año, y también la novela de Diana Wynne Jones en la que se basa es uno de mis libros favoritos. Otros libros que me han inspirado son: Una Serie de Catastróficas Desdichas, El Jardín Secreto y Coraline.

Amo i film di Miyazaki, e una piccola curiosità di cui vado molto fiera: io e lui condividiamo il compleanno. Il castello errante di Howl è un film che riguardo almeno una volta all’anno, e anche il romanzo di Diana Wynne Jones da cui è tratto è uno dei miei libri preferiti. Altri libri che mi hanno ispirata sono: Una Serie di sfortunati eventi, Il giardino segreto e Coraline.

Utilicé una técnica que tomé prestada de Gianni Rodari. La combinación fantástica trata de unir mundos diferentes, distantes y contrastantes. No había nada más lejano que el circo, un mundo animado y colorido que trae alegría, y el mundo del Hombre del Saco, una dimensión de oscuridad y miedo.

Ho usato una tecnica che ho preso in prestito da Gianni Rodari. Il binomio fantastico, si tratta di unire mondi diversi, lontani, in contrasto fra loro. Non c’era niente di più distante che il circo, un mondo vivace e colorato che porta allegria, e il mondo dell’Uomo Nero, una dimensione di tenebre e paura.

Recomendaría leer el libro con la luz encendida, porque la oscuridad da miedo. Pero más aterrador que la oscuridad es el silencio, por eso recomiendo leer en voz alta y leer juntos.

Potrei consigliare di leggere il libro con una lucina accesa, perché il buio spaventa. Ma più spaventoso del buio è il silenzio, perciò consiglio di leggere ad a voce alta e di leggere insieme.

Es normal tener miedo, lo importante es no dejar que el miedo nos paralice. A veces también es bueno dar un paso atrás, empezar a correr y luego, siguiendo el ejemplo de Diciembre, dar un gran y valiente salto adelante. En mi historia, el Hombre del Saco es un mentor, no un monstruo. Quien encarna el miedo ayuda a superar a todos los demás. Espero que él pueda hacer lo mismo por los pequeños lectores que tengan el coraje de encontrarlo.

È normale avere paura, l’importante è non lasciare che la paura ci paralizzi. A volte va bene anche fare un passo indietro, prendere la rincorsa, e poi, seguendo l’esempio di Dicembre, fare un grande e coraggioso balzo in avanti. Nella mia storia L’uomo nero è un mentore, non un mostro. Lui che incarna la paura, aiuta a superare tutte le altre. Spero che possa fare lo stesso per i piccoli lettori che avranno il coraggio di incontrarlo.

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para cualquier consulta puedes llamar al teléfono

Ir al contenido